miércoles, 26 de junio de 2013

Sin palabras...

    No se sí os he comentado alguna vez que me encanta que la vida me sorprenda...y creedme, lo hace muy a menudo...jejeje. Esta mañana ha sido la última vez...y es que verdaderamente hay ángeles entre nosotros. Gracias Carmen por tu generosidad y tu bondad, en cuanto vuelva me voy de compras con ellas, que lo necesitan.