viernes, 25 de enero de 2013

Está claro que...


  • No podemos eliminar los tanques, los fusiles ni las metralletas.
  • No pedemos evitar que a los niños les regalen juguetes bélicos.
  • No podemos prohibir que en las casas de algunos amigos haya pistolas de juguete.
  • No podemos evitar que algunos padres traten a sus hijos con violencia.
  • No podemos eliminar todos los palos y piedras del campo.
  • No  podemos evitar que algunos niños den puntapiés a los compañeros por debajo de la mesa.
  • No podemos evitar que vendan videojuegos violentos.
  • No podemos evitar que muchos niños vivan la guerra y estén al otro lado de la paz.


Pero nosotros podemos...

  • Pero nosotros podemos no imitar la forma de una pistola con los dedos.
  • Pero nosotros podemos tirar los juguetes bélicos que nos hayan regalado.
  • Pero nosotros podemos decirles a los amigos que no nos gusta jugar con juguetes bélicos.
  • Pero nosotros podemos denunciar los casos, que conozcamos, de violencia en el  hogar.
  • Pero nosotros podemos sacar de casa todos los juguetes de guerra.
  • Pero nosotros podemos elegir videojuegos divertidos y no violentos.
  • Pero nosotros podemos rechazar cualquier tipo de violencia.